¿Cómo hacer un estudio de mercado?

Conocía a un chico que vive en Jerez, la verdad es que nuestras conversaciones eran más que nada por grupos de Telegram y algunas charlas por privado.

Un día me contó que tenía una idea y me dijo mira: «paginaweb»

La verdad es que no daba crédito.

Le pregunté, ¿Has hecho algún estudio de mercado o algo?

No. Me contestó.

Es lógico, pensé para mi.

Era un servicio para un nicho de mercado muy muy específico, al que él no pertenecía y que había dedicado bastante tiempo, primero a formarse y después a desarrollar el negocio.

Imagínate que te dedicas al desarrollo de apps y de repente se te ocurre algo en el sector de la limpieza, te compras los cubos, los productos y te tiras a la calle a limpiar.

Oye, que no me parece mal eh!

Soy el primero que hace cosas fuera de su «estado natural» me gusta probar cosas nuevas, que no se me encasille y sobre todo poner los huevos en diferentes cestas.

Se me ocurren ideas todos los días.

No hay una semana que pase sin pegarle el toque a algún socio mío o bien comentarlo con alguien que tenga cerca.

Tener ideas es bueno, aunque es mejor ejecutarlas.

Para eso te traigo mi tabla para hacer un estudio de mercado.

Gratis.

¿Cómo hacer un estudio de mercado?

Cuando hablamos de negocios tenemos que tener clara una cosa. Nosotros somos proveedores de soluciones. Nuestro cliente tiene un problema, nosotros le vamos a proponer la «cura» para ese problema y nos pagará por ello. Por eso es importante saber como hacer un estudio de mercado sin que tengamos que gastar decenas de horas (si queremos hacerlo nosotros, que como emprendedor seguro que no quieres delegarlo :D)

Hoy voy enseñarte una maneras de hacer un estudio de mercado sin gastar mucha pasta o ninguna.

¿Vamos?

¿Cómo hacer un estudio de mercado sencillo?

Voy a darte unos factores y vas a tener que puntuarlo desde el 0 hasta el 10, al final vas a tener que sumar los puntos y te saldrá una cifra, esta es la forma que yo uso para hacer un estudio de mercado sencillo:

  • Urgencia -Tu cliente pagará más si necesita algo con urgencia-
    • Quieres cambiar la cerradura de tu puerta, hoy o mañana puede ser un buen día, ¿Necesitas un cerrajero? 50€
    • Has roto la llave de la puerta y necesitas entrar a tu casa ¿Necesitas un cerrajero? 500€
  • Tamaño del mercado -El mercado tiene que ser lo suficientemente grande como para que puedas ofrecer tu solución a más personas, piensa que por muy bueno que sea tu producto no todo el mundo te va a comprar, por lo que el volumen tiene que ser suficientemente amplio para que te permita vivir-
    • Formación para recién doctorados de la universidad de derecho, puede ser interesante pero ¿Cuántos doctores salen cada año de nuestras facultades? ¿100 a lo sumo?
    • Formación para oposiciones ¿Cuánta gente busca estabilidad de un puesto de funcionario?.
  • Precio del producto / Servicio – ¿Cuánto van a pagarte por tu solución? ¿Es un producto o servicio de precio alto? esto va de la manos del punto anterior el de tamaño del mercado.
    • Queremos vender cursos a 10€ al mes a recién doctorados de la universidad de derecho, si son los 100 que hemos comentado antes y tenemos la suerte de vendérselos a todos, ¿Qué estamos hablando de 1.000€ al mes?
    • Queremos formar a opositores, 2 Millones de personas, no tenemos que hacer las cuentas.
  • CAC (Coste de Adquisición de Cliente) – ¿Cómo de fácil es ganar un cliente? tenemos que calcularlo en promedio y tener en cuenta todos los recursos que pondremos sobre la mesa. El dinero y el tiempo.
    • Adquirir un cliente para un comercial de viviendas es caro, también el beneficio es alto.
    • Adquirir un cliente un kiosko de venta de gominolas es nulo, el beneficio es bajo.
  • Coste de crear o generar el producto – ¿Cuánto va a costarte generar o crear el producto o servicio? –
    • Si vamos a crear un nuevo sistema de juegos 3d necesitaremos una inversión más que considerable.
    • Si vamos a montar un blog de marca personal en el que ofrecer servicios de adecuación a la RGPD la inversión de tiempo y dinero en crear el producto o servicio será más baja.
  • La oferta diferencial – ¿Hay algo que te diferencia de la competencia?-
    • Si vas a montar una asesoría fiscal y sólo vas a llevar la contabilidad de otros autónomos cualquiera con algo de conocimiento puede copiarte.
    • Si vas a desarrollar un algoritmo que detecte la posibilidad de sufrir un ataque al corazón, las probabilidades que te copien son menores.
  • Rapidez de entrada en el mercado – ¿Cuánto tiempo te va a llevar poner tu producto o servicio en la calle? –
  • Inversión de capital – ¿Cuánto dinero y tiempo necesitas para empezar?
    • Para ser secretario virtual solo necesitas un teléfono y ordenador con internet para empezar a buscar tus primeros clientes.
    • Para montar una marca de tabaco necesitarás más tiempo y permisos gubernamentales y de sanidad.
  • Capacidad de ventas – ¿Tu producto o servicio necesita o puede necesitar de otros complementarios? El maravillo mundo de los upsells 🙂 –
    • Si vendes juegos de cartas o de mesa seguramente puedas ofrecer expansiones complementarias a ese juego.
    • Si vendes cometas (de plástico), el cliente es muy raro que vuelva a por otra a no ser que se rompa o se pierda.
  • Escalabilidad – ¿Cómo de escalable es tu producto o servicio? –
    • Un libro lo escribes lo vendes y puedes venderlo todas las veces que sea, no requiere de más dedicación y trabajo que el inicial para crearlo.
    • Un servicio de asesoría fiscal requiere una dedicación de tiempo mensual, todos los meses.

Ahora… vamos a sumar.

Tienes que tomar todos los puntos con los que ha asignado a los 10 factores que te he mostrado y te saldrá un resultado final:

Has obtenido 50 puntos o menos, descarta la idea. No desanimes seguro que encuentras más soluciones que cubrir.

Has obtenido 51 y 75 puntos, puede darte un sueldo, lo mismo puedes darle una pensada y ver donde hay un punto que puedas mejorar para subirlo un poco más.

Has obtenido una puntuación de 75 puntos o más, es una idea excelente. Dale caña! 🙂

Aprendiendo a evaluar tu idea de negocio

Seguro que acabas de tener una idea genial de negocio y te planteas seriamente el llevarla a término, pero ¿puedes ser realmente objetivo y crítico con ella? A continuación, te planteo un pequeño cuestionario con la intención de ayudarte a que puedas evaluar tu idea de negocio y establecer así la viabilidad o no viabilidad de tu proyecto.

¿Eres viable como empresario?

Tener una idea y llegar a ejecutarla son dos cosas muy diferentes. Se honesto contigo mismo al evaluar si estás cualificado para convertir tu idea en un negocio, dedicándole todo el tiempo que va a requerir, el esfuerzo económico y los sacrificios que con seguridad acarreará. Para evaluar tu idea de negocio es importante que seas consciente tanto de tus fortalezas como de tus debilidades, de cómo estas pueden ayudarte u obstaculizarte, y no olvidar trabajar en ambas para poder sacarles el máximo partido.

¿En qué consiste tu negocio?

Antes de poner en marcha ninguna empresa hay que tener las cosas claras, saber a qué te vas a dedicar en concreto y conocer lo mejor posible la materia. Tanto si pretendes ofrecer un producto o un servicio con tu nuevo negocio, será fundamental para evaluar tu idea de negocio que analices para qué está pensado, para quién está destinado y porqué es diferente tu oferta a la de tus otros competidores.

¿Qué medios vas a necesitar?

Para llevar tu idea a cabo y convertirla en una realidad necesitarás tanto de medios económicos, como técnicos y humanos.  Piensa en ello detenidamente y establece una lista de prioridades donde incluyas todo aquello que creas que vas a necesitar. Una vez lo hayas hecho trata de señalar aquellos recursos que consideres imprescindibles o claves para tu proyecto y cíñete en tratar de obtenerlos.

¿Sera rentable tu negocio?

Haz números y cuando hayas terminado hazlos otra vez. Ajusta los precios, tanto de los gastos como de las ganancias y trata de representar posibles escenarios hipotéticos, tanto aquellos en los que las cosas funcionen a la perfección como aquellos en los que surjan problemas o imprevistos.

¿Tiene tu idea opciones de futuro?

Pregúntate si tu idea tiene un ciclo finito de vida o por el contrario puede mantenerse y crecer en el futuro. Es importante que seas consciente de que el mercado puede cambiar rápidamente y de que debes poder adaptarte a este y a tus clientes. Debes asegurarte de que tu idea de negocio no se va a agotar como una moda pasajera y de que tiene opciones de crecer y prosperar, sobre todo si pretendes hacer de ella tu modo de vida.

Como ves, evaluar tu idea de negocio no es una tarea sencilla, son muchas las cuestiones que debes plantearte para asegurarte de que tiene futuro y que será rentable. Si necesitas algún consejo personal extra, no lo dudes y contáctame, soy todo oídos.

Deja un comentario

¿Necesitas ayuda legal?, no lo dudes y ...

Ángel Seisdedos Abogados
Calle Miguel Vázquez Delgado, 36, 3, C, 41309 San José de la Rinconada, Sevilla

Abrir el chat