Ikigai

Hola.

¡Bienvenidos una semana más a Marketing Jurídico!

Hoy te voy a enseñar cómo encontrar tu ikigai.

What???

¿Qué es ‘ikigai’?

Ikigai es un concepto japonés que se puede traducir aproximadamente como «una razón de ser».

Mucha gente relaciona ikigai con encontrar un propósito en la vida. pero no es su objetivo final, lo que se busca con el ikigai realmente es un proceso de descubrimiento.

¿Qué tiene que ver esto con el marketing? ¿Cómo va a ayudar a vender más?

Para conocer a dónde quieres llegar tienes que conocerte a ti mismo, es un ejercicio de introspección muy interesante.

¿Por qué deberías encontrar tu ikigai?

Todos queremos ser felices, pero la mayoría de nosotros no tenemos idea de lo que queremos hacer, estamos en esta vorágine de vida y seguimos lo establecido.

Encontrar tu ikigai significa tener un propósito en la vida que cumple tus deseos personales y también las necesidades del mundo, las necesidades del medio.

Aunque es un ejercicio de pensar, procura en un primer contacto anotar lo primero que se te venga a la cabeza, sin darle muchas vueltas.

Simplemente escribe lo que se te ocurra de inmediato.

Pilla un folio, un lápiz y ¿Empezamos no?

¡¡Vamos a ello!!

Paso 1:

Haz una cruceta en el folio, esto dividirá la página en cuatro secciones.

Sobre estas líneas dibujaremos lo que Representará los cuatro círculos para el diagrama ikigai.

Paso 2:

Comenzando desde la sección superior izquierda, escriba estos encabezados en cada sección e ir en sentido CONTRARIO a las agujas del reloj.

‘¿Que amas?’

‘¿En qué eres bueno?’

‘¿Por qué te pueden pagar?’

y ‘¿Qué necesita el mundo?’

A continuación, cumplimentamos las secciones una por una.

Comienza con la sección más fácil: ‘¿Que amas?’

Una vez que haya terminado, pasamos a la siguiente sección. ‘¿En qué eres bueno?’

A continuación: ‘¿Por qué te pueden pagar?’

Finalmente, esta es una sección que la mayoría de las personas encuentra más difícil de responder y créeme que lo es.

Cambiémoslo un poco, para que no sea tan complicada.

En lugar de «lo que el mundo necesita», piensa en tu mundo, piensa en su sociedad, lo que tienes más cerca.

¡Bien!

Cuando termines, vuelve de nuevo a repasar las preguntas empezando por la primera y piensa si quieres cambiar algo.

Echa un vistazo a todas las secciones y observa si hay algo que le gustaría agrega o cambiar.

Cada vez lo tenemos más cerca de encontrar tu ikigai.

Ahora dime que te has fijado en que los círculos se pisan, los círculos se mezclan.

Vamos a buscar algo en común que irá en estas intersecciones.

‘¿Lo que amas?’ -‘¿En qué eres bueno?’ = TU PASIÓN

‘¿En qué eres bueno?’ -‘¿Por qué te pueden pagar?’ = PROFESIÓN

‘¿Por qué te pueden pagar? – ‘¿Qué necesita el mundo?’= TU VOCACIÓN

‘¿Qué necesita el mundo?’ – ‘¿Lo que amas?’ = MISIÓN

¿Has visto la flor que se forma en el centro?

Te has dado cuenta de que esa flor está compuesta por la intersección de tu pasión, tu profesión, ¿tu vocación y tu misión?

¡Felicidades, has encontrado tu razón de ser! Has encontrado tu IKIGAI.

Pero, no siempre es tan simple, ¿verdad?

No todos encontramos inmediatamente, lo mismo tenemos que hacer este ejercicio dos veces o tres, incluso nos llevará a cambiar algunas cosas porque el resultado no sea de nuestro agrado y no esté compensado.

Encontrar tu ikigai es un proceso constante.

Aunque preguntas cortas, no son nada fáciles de contestar y que para hacerlo correctamente tendrás que contestar lo más honestamente posible.

Además puede de que tu propósito de hoy puede cambiar en unos meses. Es totalmente natural.

Siéntete libre de hacer este ejercicio tantas veces como quieras y sigue explorando diferentes posibilidades.

Espero que encuentres tu ikigai

¿Te ha resultado útil el video?

¡Comenta abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *